jueves, 23 de febrero de 2012

Barcelona vuelve a ser la capital mundial de la telefonía móvil

Barcelona vuelve a convertirse, un año más, en la capital mundial de la telefonía móvil con la celebración, desde el próximo domingo y hasta el miércoles 1 de marzo, del Mobile World Congress (MWC), la feria más importante del sector y que congrega en la capital catalana a la flor y nata de las grandes compañías. 



Este próximo domingo comienza en Barcelona una nueva edición del Mobile World Congress (MWC), la mayor concentración del mundo en el ámbito de las tecnologías móviles y la única organizada por la patronal del sector, la Global System for Mobile communications Association (GSMA). Este organismo representa a cerca de 800 operadores de telefonía móvil de 219 países, así como a otras 200 empresas relacionadas con el sector -fabricantes de dispositivos, firmas de software, proveedores de quipos, empresas de Internet, medios de comunicación y organizaciones de entretenimiento, entre otras-.

En esta ocasión, la feria se prolongará del domingo 27 de febrero al miércoles 1 de marzo y, al igual que ocurrió el pasado año, ocupará toda la extensión del recinto de Fira Barcelona en Montjuic, junto a la Plaza de España de la ciudad condal, donde se instalarán más de 1.400 expositores de firmas tan importantes en el espectro tecnológico mundial como Google, Nokia, Microsoft, Samsung o Huawei.

Los organizadores estiman que el congreso será visitado por más de 60.000 asistentes de hasta 200 nacionalidades diferentes, que tendrán la posibilidad de asistir a un repleto menú de congresos, exposiciones y conferencias, además de ver e incluso tocar las principales novedades de las firmas representadas. Además, se espera la afluencia de más de 2.900 periodistas que cubrirán la concentración para medios de comunicación tanto impresos como virtuales de los cinco continentes.

En este sentido, buena parte del éxito del MWC radica en la importancia de sus asistentes, entre los que destacan las delegaciones gubernamentales de más de 130 países, así como numerosos responsables de las principales firmas tecnológicas de todo el mundo.

El objetivo para este año es superar los 3.000 CEO y altos directivos que acudieron a la feria en 2011, cuando se alquilaron más de un millar de limusinas durante los días del congreso, se colgó el cartel de no hay billetes en todos los establecimientos hosteleros de Barcelona -algo que con total seguridad se repetirá en esta edición- y se concluyó con un volumen de negocios cercano a los 225 millones de euros.

Por otra parte, se trata de la séptima vez que el MWC tiene lugar en Barcelona, donde recaló en 2006 tras celebrarse durante 13 años seguidos en la ciudad francesa de Cannes, bajo el nombre de 3GSM World Congress. Desde entonces, la feria ha experimentado un espectacular avance, con crecimientos continuados tanto en kilómetros cuadrados de superficie como en número de países participantes y, sobre todo, en número de expositores (un 133% más) y de visitantes (un 76% más).

Y si el año pasado las tabletas y los smarthpones fueron las grandes estrellas del congreso, entre otros motivos por el anuncio de la alianza entre Nokia y Microsoft, este año se prevé que sean los teléfonos inteligentes de cuatro núcleos los que acaparen todas las miradas. En este sentido, la mayoría de apuestas apuntan al Samsung Galaxy S3, el ASUS Padfone, los HTC Ville y Primo, el X3 de LG, el OT 995 de Alcatel, el Dorid RAZR de Motorola o el primer smartphone de Casio como los grandes protagonistas.


  Fuente [larazon.es]

French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified